viernes, 25 de mayo de 2018

CULTURAL



HASTA LUEGO QUERIDA ESPOSA

                       

               “Despedida de mi padre a su amada esposa”


Hace tres años que te fuístes
con esa triste partida.
Desde ese mismo momento
tengo tristeza en mi alma
tengo dolor en mi vida.

Tres años desde que se fue tu imagen
que calló tu voz, que enmudeció tu sonrisa
llenándome de dolor.
Tres años no son suficientes para mi… Fue ayer!!!

Si DIOS te llamó al lugar de los
espíritus; algún día me llevará hasta ti.
Para alegría de mi alma…para una paz feliz.

Por eso volar quisiera
a las alturas del cielo
pero no es mi voluntad, es un ruego
un consuelo.

Que bello será encontrar a mis seres
que un día, en viaje de largo camino, partieron
Volar quisiera a las alturas del cielo.

Paz, justicia, amor en la tierra…Un anhelo
Volar quisiera a las alturas del cielo

Tres años que no te veo, que no oigo
el eco de tu voz ocupando los espacios temporales
Nuestro hogar…
Tres años no bastan para calmar mi dolor,
para calmar esta angustia que lleva mi corazón

Toña, hoy como ayer te quiero.
hoy como ayer te amo.
Ayer fueron nuestros cuerpos – materia, espíritu.
Hoy en mi pensamiento, mañana: unión espiritual
Felicidad del alma.
Viviremos para siempre. !!!!


                          Tu esposo:

            Augusto R. Jiménez (el sastre, tejedor de sueños)


                                              Maturín, 12/09/92.